Foto: Internet

El Dr. Nelson Rodríguez Huerta, Presidente del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad señala que cuando el paciente pierde más del 50 por ciento de su exceso de peso y el logro se mantiene por 5 años se considera exitosa la cirugía bariátrica. También cuando los pacientes bajan un 40% pero controlan las enfermedades asociadas como hipertensión arterial, diabetes o apneas del sueño.

Un aspecto crucial para garantizar el éxito de la intervención consiste en la intervención de un equipo multidisciplinario integrado por el cirujano, el clínico, el nutriólogo y un psicólogo o psiquiatra. “El éxito no depende solamente de la operación -advierte Verónica Pratti, Coordinadora del área de Psicología y Nutrición en Clínica de Obesidad del Hospital General Dr. Rubén Leñero- es una herramienta más, pero la persona tiene que cambiar hábitos. La psicóloga afirma que después de la cirugía, los pacientes hacen cambios muy importantes, no solamente en lo físico sino también en lo psicológico.

Para el Dr. Rodríguez Huerta, la posibilidad de realizar cirugías bariátricas a una mayor proporción de mexicanos redundaría en un notable cambio del panorama sanitario del país. “Pensemos que sólo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 35% de sus derechohabientes podrían ser candidatos a esta cirugía- dice el especialista-. En muy poco tiempo mejorarían las enfermedades crónicas, como la diabetes o el síndrome metabólico. Entre las recomendaciones que el Colegio hace a las autoridades, está el replicar los modelos centrados en los pacientes, que son aquellos modelos donde las personas con esta enfermedad multifactorial, pueden tener acceso a un gran número de especialistas para lograr un abordaje integral, con verdaderos resultados a largo plazo”.

México enfrenta una crisis de salud pública a causa del sobrepeso y la obesidad. Los costos oscilan entre 82 y 98 mil millones de pesos, cifras que equivalen al 73% y 87% del gasto programable en salud (2012). Y esto, sólo si se consideran los costos atribuibles por diabetes. 1

En cuanto a los tratamientos disponibles para la obesidad: realizar dieta, actividad física y terapias psicológicas, éstos producen una pérdida significativa de peso durable pero tan sólo en una minoría de pacientes. Algunos fármacos logran una modesta pérdida de peso, aunque pueden prescribirse por un período corto de tiempo. Una revisión de los más importantes estudios en la materia señala a la cirugía bariátrica -sin discriminar su técnica- como una opción más eficaz que las terapias conservadoras tanto para bajar de peso y sostenerlo en el tiempo como para mejorar las comorbilidades asociadas a la obesidad. 2

Referencias

  1. http://imco.org.mx/wpcontent/uploads/2015/01/20150127_ObesidadEnMexico_DocumentoCompleto.pdf
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25105982

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.