Los desastres naturales que han acontecido en los últimos días, han dañado de sobremanera tanto a ciudades como a los campos mexicanos; y es hoy la tecnología un arma que ayuda a contrarrestar los efectos de los daños, evaluando de manera eficaz y rápida la magnitud de los mismos, asegura la empresa Agrodrone.

Tan sólo los recientes temblores que han acontecido en las últimas
semanas, han cobrado la vida de más de 300 personas, y han afectado
estructuras de diversas zonas de Morelos, Oaxaca, Chiapas, Puebla,
Guerrero, y Ciudad de México. A poco más de 48 horas del sismo se
siguen contabilizando numerosas afectaciones.

“La manera más rápida y eficaz para evaluar las zonas de desastres
debe acompañarse de tecnología adecuada como la que proporcionan los
drones como los que Agrodrone ofrece; y es que los helicópteros aunque
son los viejos aliados, generan, ruido, viento y emiten ondas más
fuertes que cimbran las estructuras dañadas y puedan hacerlas
colapsar”. Menciona Cristhian Engemann, director general de Agrodrone.

“Asimismo, existen edificios donde es peligroso que encargados de
protección civil, o perros de rescate entren por temor a que los
edificios colapsen, entonces Agrodrone vuelve a ser aliados de ellos,
y es que el drone puede ingresar a ciertas zonas del edificio y mapear
en tiempo real si hay vida o no”.

De igual forma, los campos agrícolas, un sector clave para la economía
de México, han resultado gravemente afectados. En días recientes, la
Unión General Obrera, Campesina y Popular (UGOCP) estimó que el
impacto del huracán “Katia” dejó afectaciones en más de 200 mil
hectáreas de cultivos de maíz, piña, papaya, plátano y vaina sólo en
el estado de Veracruz.

“Un drone puede recorrer 200 hectáreas en un solo vuelo, enviar
imágenes del terreno y mediante un software hacer un análisis sobre el
diagnóstico de los cultivos, mostrar las zonas dañadas y con estos
datos los encargados de seguridad  tomarán decisiones en tiempo real
para generar acciones inmediatas”, explica Cristian Engemman.

Con los análisis que realizan estos vehículos aéreos es posible
conocer el estado en que se encuentra el entorno, y en los cultivos
conocer la salud de las plantas. Estos drones pueden soportar altas
temperaturas de frío o calor, son contra el agua y pueden trabajar
incluso cuando hay neblina.

“Instamos a la gente a que utilice la tecnología, hoy más que nunca
los drones pueden utilizarse antes de un desastre natural al hacer
inspecciones aéreas de terrenos y poblaciones e informar cuáles son
las zonas de riesgo. Y después de un fenómeno natural, pueden
inspeccionar las zonas afectadas e informar sobre las áreas dañadas y
esto podría ser una buena herramienta para las autoridades de
protección civil; además es una opción más económica, y con estos
ahorros se puede invertir en ayudar a la gente afectada” finaliza
Engemann, quien es Ingeniero Mecatrónico por la Universidad Tecmilenio
de Puebla, tiene 28 años y ha trabajado en el proyecto desde hace tres
años constituyendo formalmente la empresa Agrodrone en enero de este
año.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.