El cuerpo humano necesita de vitaminas para poder estar saludable, una de ellas es la vitamina D, la cual es muy fácil de obtener mediante los rayos del sol.

No obstante, estar mucho tiempo expuesto al sol se ha convertido en un peligro porque puede desembocar en enfermedades como el melanoma e incluso quemaduras en la piel.

Lo más recomendable es estar expuesto entre las 9:00 de la mañana y las 12:00 horas del día o después de las 16:00 horas, durante 15 minutos y de preferencia con un gorro, pues así el calcio se fija mejor en los huesos, mejora la circulación de la sangre y del oxígeno, además de que brinda luminosidad a la piel.

¡Ojo! Un baño de sol no es lo mismo que broncearse, en la actualidad la cultura de la belleza propone que una piel bronceada es sinónimo de belleza, broncearse significa estar expuesto a los rayos del sol para oscurecer la piel.

Un baño de sol se debe entender más como un tratamiento médico o como parte de una cultura de prevención del cuerpo.

Estar expuestos al sol puede significar un beneficio para el cuerpo siempre y cuando se haga de manera responsable porque de no ser así, se pone en riesgo la salud.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.