La mayoría de las personas hemos intentado bajar de peso en algún momento de nuestra vida pero muy pocos lo logran; pues de acuerdo con la Secretaría de Salud, México ocupa el primer lugar mundial en niños y el segundo en adultos en sobrepeso y obesidad.

En nuestro país, cerca del 20.52 millones de mujeres mayores de 20 años y 16.96 millones de hombres en ese mismo rango de edad tiene obesidad y sobrepeso.

Lo cierto es que cuesta mucho perder peso en términos económicos y los números son los siguientes:

Debemos tomar en cuenta que para asegurar una pérdida de peso saludable se recomienda bajar hasta 4 kilos por mes. Este objetivo puede ser sencillo para quienes deciden renunciar a la comida chatarra y empezar a realizar actividad cardiovascular pero para otros, que quizá requieren mayor apoyo o buscan resultados más específicos, bajar de peso implica una inversión mínima promedio de 800 pesos mensuales.

La formula mágica: Alimentación + Ejercicios = Perdida de Grasa Corporal

Un plan de alimentación es algo que todas las personas deben seguir si desean tener una vida sana y saludable. Éste, deberá ser rico en nutrientes y bajo en grasas saturadas y carbohidratos simples, dándole más relevancia a los vegetales, frutas y granos enteros. La meta es balancear los 3 tipos de nutrientes básicos: carbohidratos, proteínas y grasas; sin dejar de disfrutar del placer de comer.

Para esto, es necesario acudir con un nutriólogo para que participe activamente en el tratamiento desde el punto de vista alimentario. Estos especialistas cobran en promedio entre $300 y $600 pesos por consulta dependiendo de la ubicación de su consultorio, estudios y reputación. Generalmente los especialistas recomiendan acudir a 2 consultas al mes.

Ya con el plan alimenticio, ahora es necesario buscar un lugar para hacer ejercicio. Ya que los gimnasios se encuentran de moda podría ser una buena opción aunque si no cuentas con recursos es sencillo realizar actividades cardiovasculares en el parque como caminar, trotar o correr.

Las opciones más económicas de los gimnasios son los pequeños que cobran tarifas desde 280 pesos al mes, o también los pertenecientes a cadenas, cuyas tarifas más baja se fijan en los 360 pesos mensuales.

Con estos precios y dos consultas mensuales al nutriólogo por 300 pesos, perder los 4 kilos recomendados tendría un costo de alrededor de 880 pesos al mes.

Si estás a punto de comenzar a tener un estilo de vida más saludable existen otras opciones como aplicaciones que pueden reducir los costos de tu tratamiento. Recuerda que la prevención es mejor y comer saludablemente y realizar una actividad física al menos 30 minutos al día puede ayudarte a evitar complicaciones como la diabetes.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.