Uno de los pilares para mantener el cuerpo sano es llevar una dieta equilibrada, rica en todos los componentes del plato del bien comer: frutas y verduras, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal. Sin embargo, muchas veces el estrés que origina la rutina de las personas los lleva a comer alimentos no tan saludables o comer sólo una vez al día.

La falta de tiempo y de dinero lleva a las personas a ingerir alimentos baratos y fáciles de conseguir, que pueden ser consumidos en poco tiempo para continuar con sus actividades.

En ocasiones, por razones de sobrepeso, colesterol elevado, enfermedades o por un deseo de cambiar hábitos alimenticios, las personas buscan cambiar su forma de alimentación y es entonces cuando surge la creencia de que comer sano es caro.

Elaboramos un estudio comparativo de los alimentos que conforman el plato del bien comer para que estés enterado de cuánto te cuesta comer más saludable.

De la sección de frutas se determinó que la toronja es la más barata ($12.00-15.00), mientras que el fruto más caro es el aguacate hass ($51.50); del grupo de las verduras el jitomate es el más barato ($13.33), la verdura más cara es el nopal ($30.00).

Del grupo de cereales lo más barato es la pasta para sopa ($5.50-7.50) y lo más caro es la bolsa de pan para sándwich ($39.90-43.90). Por último, del grupo de leguminosas y productos de origen animal la más barata es la lenteja ($21.00) y la más cara es la nuez ($330.00).

Comer sano no debe ser considerado un desembolso, sino una inversión retornable para la salud, como una medida de prevención de muchas enfermedades que pueden resultar más costosas a la larga.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.