En la actualidad existen muchos tipos de drogas, de las cuales sabemos tanto sus usos como sus consecuencias. Las maneras más comunes y conocidas de consumo van desde inhalarlas, inyectarlas, fumarlas, hasta ingerirlas; sin embargo, existen otras menos ortodoxas y conocidas.

 

Transdérmica. Esta vía consiste en aprovechar la permeabilidad de la piel para absorber la sustancia; en ocasiones se provocan cortes o heridas, o simplemente se frota la droga en la superficie de la piel.

 

Rectal o vaginal. Con esta ruta se aprovechan las membranas y los vasos sanguíneos del interior de estas zonas. Quien consume la sustancia introduce la dosis al interior del recto o de la vagina y espera alrededor de 45-60 minutos para que se absorba completamente.

 

Sublingual. Consiste en colocar la sustancia debajo de la lengua y dejar que se absorba. En este lugar existen vías que transportan directamente la sustancia absorbida al torrente sanguíneo.

 

Auditivas. Se trata de tipos de drogas digitales o virtuales cuyo consumo es a través del oído, mediante sonidos binaurales, que son ondas de dos frecuencias diferentes que llegan por separado a cada oído y que al mezclarse en un tercer sonido dentro del cerebro envían señales capaces de producir relajación, sueño, felicidad, excitación, entre otros.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.